Asset 12 Asset 10 Asset 15 Asset 15 autodesk_icon_font_04_06_16_kl Asset 11 autodesk_icon_font_04_06_16_kl autodesk_icon_font_1_18_17_start_over-01

Keyboard ALT + g to toggle grid overlay

AutoCAD ilumina un club de Las Vegas

La arquitectura cinética permite a Tait Towers convertir un club nocturno de Las Vegas en una obra de arte

Son las 2 de la mañana en Las Vegas. Debería estar en la cama; sin embargo, está en el centro de Omnia Nightclub, un club nuevo de 75.000 pies cuadrados que se inauguró en marzo de 2015 dentro del Caesars Palace. Omnia (derivado del latín omni, que significa “todas las cosas”) es un nombre muy apropiado, puesto que realmente hace disfrutar como nunca. Fue creado por el imperio internacional de restaurantes y clubes nocturnos The Hakkasan Group y supone, de hecho, “todo”.

“No me sorprende que Justin Bieber celebrara aquí su cumpleaños 21”, piensa al mirar por encima del hombro buscando a un fotógrafo y olvida, por un momento, que no es un príncipe del pop que celebra una opulenta fiesta de cumpleaños. Tan solo es un visitante que ha ido a la ciudad para asistir a una feria comercial. O a una despedida de soltera. O a una “escapada” con amigos. Cualquiera que sea la excusa, se sentirá transportado a otro lugar y se sentirá alguien más.

La siguiente canción le revela el motivo.

“I’m gonna swing from the chandelier, from the chandelieeeeer”, se escucha cantar a la australiana Sia, cuya voz se extiende por todo el club, entremezclada con el bajo.

Mira hacia arriba y ahí la ve: la araña (que, en inglés, es "chandelier").

Por cortesía de Tait Towers.

Se encuentra cuatro pisos sobre la pista de baile, donde se ilumina con luces de colores, dentro una cúpula de techo de 65 pies de alto con ocho anillos concéntricos combinados con elementos multimedia: proyecciones de vídeo, efectos de iluminación propios de un teatro y superficies de vídeo LED. Un ejemplo de “arquitectura cinética”: los anillos suben, bajan, se inclinan y se vuelcan al ritmo de la luz y la música como acróbatas de circo. Es el plato fuerte de Omnia.

“Esta araña no solo asciende, desciende y parpadea, sino que, de repente, comienza a separarse del plano normal y a girar o articularse, lo que deja a todos con la boca abierta”, explica Tyler Kicera, director sénior de desarrollo de negocios de Tait Towers, la empresa que ha diseñado y fabricado la araña. “Hace que la experiencia en el club sea mucho mejor porque, en cierto modo, crea una especie de variabilidad. El público no está sumergido en el mismo entorno toda la noche: la araña cambia constantemente y hace variar la energía de la sala”.

La colaboración da lugar a la innovación. Desde que se fundó en 1978, Tait Towers se ha especializado en el diseño y la construcción de equipos de producción y puesta en escena para eventos en vivo, incluidos conciertos y clubes. La araña de Omnia se concibió a partir de una colaboración con el afamado diseñador de producción Willie Williams, quien ha diseñado escenarios de producción para artistas como U2, David Bowie, R.E.M., The Rolling Stones y George Michael.

Por cortesía de Tait Towers.

“Willie empezó a estudiar diferentes posibilidades que se podían hacer con vídeo en el techo y nos invitó a trabajar con él”, nos cuenta el presidente de Tait, Adam Davis. “Terminamos desarrollando numerosos estudios con el software de Autodesk para determinar el método más eficiente para lograr algo realmente sorprendente en ese espacio. Hicimos alrededor de 25 diseños iterativos diferentes antes de llegar a la versión final”.

Williams concibió la idea (una lámpara de araña dinámica con anillos concéntricos) y proporcionó los primeros dibujos en 2D a Tait, quienes se encargaron del diseño final del producto mediante Autodesk AutoCAD y Autodesk 3ds Max con el fin de crear los modelos 3D para las pruebas y la verificación de la visión de Williams. “Pudimos desarrollar con verdadera rapidez el concepto y comenzar a concebir qué estructura y aspecto podría tener”, nos dice Kicera. “AutoCAD fue decisivo para lograrlo porque no estábamos limitados por un entorno rígido, lo que, en mi opinión, habría dificultado enormemente realizar el diseño a la velocidad en la que lo hicimos”.

Por cortesía de Tait Towers.

Las simulaciones que se desarrollaron con 3ds Max garantizaron la aplicación de la física adecuada para que los anillos no chocaran entre sí.

“3ds Max fue fundamental para comprender el modo en que iba a funcionar este aparato una vez instalado”, continúa Kicera.

El proceso duró 22.000 horas (el equivalente a 2,5 años) desde la concepción hasta la puesta en marcha, aunque Tait lo terminó en aproximadamente un año. “Fue bastante rápido con respecto a lo que suele tardarse en el mundo de la arquitectura”, nos dice Kicera. “No obstante, en el mundo del entretenimiento, estamos acostumbrados a productos con fechas más justas”.

Diseño en Motion. No hay que confundir “rápido” con “fácil”. Es la instalación permanente más grande de este tipo en un club nocturno. El producto final pesa 13.000 libras e incluye 20.152 píxeles LED tricolor individuales, 2.250 pies de cable (la longitud de 2,3 cruceros) y 357 cristales que cuelgan de los tres anillos centrales de la araña. Nada de eso resulta sencillo, especialmente si se tiene en cuenta el efecto que se consigue.

Por cortesía de Tait Towers.

“El resultado final es un objeto que no se puede dejar de admirar”, dice Davis. “El techo baja rápidamente y se detiene justo sobre el público, lo que crea un ambiente muy íntimo. También podemos hacer lo contrario: podemos elevar el techo y generar una energía sobrecogedora”.

El sistema depende de un software de control patentado que aprovecha el modelado en vídeo para garantizar la seguridad y coreografiar los movimientos de la araña, así como la iluminación y las pantallas de vídeo LED, lo que aumenta la complejidad.

El aspecto más emocionante de la araña no es, sin embargo, lo que hace o cómo funciona, sino lo que representa: una nueva era en la que la arquitectura no es solo visual, sino cinética.

“La arquitectura cinética hace que se muevan elementos que son estáticos. Es una forma de crear oportunidades únicas que, en última instancia, cambian la experiencia de las personas en un espacio o un lugar, con la esperanza de que les impacten de una forma positiva. Está rompiendo moldes y creando momentos de descubrimiento y conocimiento”, concluye Kicera. “Este tipo de arquitectura cinética se desarrolla en un mercado real y creo que este proyecto es un primer paso que sirve para mostrar al mundo lo que se puede hacer”.

Este artículo apareció originalmente en Redshift de Autodesk, un sitio para inspirar a diseñadores, ingenieros, constructores y fabricantes.

Por cortesía de Tait Towers.

Regístrese para recibir actualizaciones y ofertas

Regístrese para recibir en su correo electrónico las últimas noticias y ofertas especiales.

Regístrese ahora
Inscríbase para recibir actualizaciones y ofertas

Autodesk, AutoCAD, and AutoCAD LT are registered trademarks or trademarks of Autodesk, Inc., and/or its subsidiaries and/or affiliates in the USA and/or other countries. All other brand names, product names, or trademarks belong to their respective holders. Autodesk reserves the right to alter product and services offerings, and specifications and pricing at any time without notice, and is not responsible for typographical or graphical errors that may appear in this document.

© 2017 Autodesk, Inc. All rights reserved.